La pandemia sigue escupiendo nueva música y nuevos proyectos. Chiroptera es (¿o fue?) una banda de black metal integrada por Tomás Portela y Rodrigo Lamorte. Grabaron un EP desde el inframundo marplatense que denota brutalidad y oscuridad. Enterate de todos los detalles en la siguiente nota.

|Por Makú Rodríguez|


No puedo evitar desbordar de emoción cuando sale a la luz un proyecto que me vuela la cabeza. Hace un tiempo, de manera retórica, empecé a preguntarme si en Mar del Plata existieron proyectos ligados al metal extremo. No fue una tarea difícil averiguarlo. Inmediatamente empecé a contactarme con personas afines a la movida para solventar mi duda. Sí, hubo destellos fugaces de black metal, con corpse paint y todo. Pero quizás mas adelante profundice en ese trabajo de campo. Mar del Plata, respecto al campo de acción e investigación, sigue conservando esos valores de la vieja escuela que te llevan a indagar más allá de una búsqueda en Google.

Hace unos días recibí un mensaje de un amigo. Un audio en el que hablaba sobre el nuevo proyecto de Tomy Portela y Rodrigo Lamorte: «No está subido, pero me lo hizo escuchar Tomy y está buenísimo», dijo mi camarada, sin asombro y respaldándose en la calidad musical de Tomás y Rodrigo. Obvio que yo tampoco lo dudé, pero necesitaba escuchar eso, más sabiendo que mi informante los había encasillado dentro del metal extremo, tirando al black y al death old school.

Finalmente, días después de que el rumor llegara a mí, en YouTube irrumpió Total Reset, el disco de Chiroptera. Lo escuché inmediatamente y certifiqué los elogios de mi amigo. Chiroptera es algo nuevo dentro de Mar del Plata, o por lo menos es hasta donde llegan mis conocimientos en materia extrema marplanauta. Siempre supe que tanto Tomi como Rodrigo eran ávidos conocedores de la brutalidad.

Ambos son nerds. Ni hace falta aclarar que no lo digo de manera despectiva, es una etiqueta otorgada por la meticulosidad que caracteriza a los dos. Considero que tanto Tomás como Rodrigo, tienen su propio sello a la hora de interpretar música. Respaldo mis palabras porque los sigo a ambos, tanto en Lefai y My Plowns como en Karl Peterson y Combustión. Para tocar se necesita más que buena digitación. Es necesario interpretar y, por sobre todas las cosas, poner el alma y el corazón en cada fraseo. Es por eso que este dúo es muy interesante. Ni hablar de que su conexión trasciende fronteras musicales y su identificación cuasi simbiótica se respalda en la amistad y en lo humano.

El disco en sí está muy bueno. Analizándolo un poco en profundidad, no se limita sólo al sonido del Black Metal, sino que, desde una apreciación personal, tiene ciertos coletazos con el Death Metal más vieja escuela, propio de Entombed, Grave, Malevolent Creation, Vomitory y Unleashed. Acentúa perfectamente el sonido brutal que merece la música extrema. Las letras también denotan la postura apocalíptica del género. La zona de confort del Black Metal y el Death Metal siempre estuvo en las pandemias, los virus, el nuevo orden mundial y demás cuestiones propias de la corrupción del ser humano y quienes nos dominan.

Estoy hablando mucho, por eso, voy a pasarle la posta a Tomás Portela para que nos cuente desde su lugar cómo fue el proceso de grabación y responda a todas las incertidumbres que surgieron luego de escuchar Total Reset.

Tomás en acción. Foto de diegofotorock.

– ¿Cómo surge la idea de armar Chiroptera?-
– Antes que nada te agradezco por la entrevista Makú, sos un genio y te quiero mucho. Habiendo dicho eso así, evacuando toda mi ternura de un solo saque, te puedo decir que la idea de hacer Chiroptera surge sólo de la inquietud de hacer música con un amigo del alma como lo es el Rodri Lamorte. Si bien habíamos trabajado juntos cuando produje el primer disco de Lefai. Esta última colaboración venía pendiente desde hacía tiempo, aún sin que supiéramos de que se trataría cuando la empezamos. La respuesta mas corta sería que Chiroptera surge con el riff de guitarra de “A Dying Core”.-

– ¿Qué significa el nombre?-
– Es el orden en que se encuentran los murciélagos. Es el nombre que se usa para clasificarlos científicamente.

– ¿En cuánto influyó la situación actual para darle vida a Total Reset?-
– Creo que bastante, pero sólo al empezar a trabajar las letras. Pensé en extrapolar la situación actual a extremos apocalípticos y depresivos, tocando temas como el aislamiento o la extinción de la raza humana como solución a los problemas del planeta tierra. Digamos que colocamos toda la negatividad que llevábamos dentro nuestro en esta música. En ese sentido siento que fue muy sano y liberador.-

Rodrigo Lamorte

– ¿Cómo fue el proceso de grabación?-
– ¡Súper agradable! Con Rodri siempre nos hemos llevado muy bien. Todo el tiempo tirándonos chistes, lo cual contrastaba y hacía mas amena la oscuridad y la intensidad de lo que estábamos componiendo. ¡Ah, y mucho café de por medio!-

– ¿En qué te inspiraste para hacer las letras?-
– Me puse en un rol. No podía pensar en escribir cosas tan horribles como “Tomy”. Al fin y al cabo, la inspiración fue el Covid-19 y todos los problemas que le ha traído al mundo. Imaginé, a modo de seudónimo, que era una entidad que veía a la humanidad como muy inferior y débil. Sólo por pocos momentos escribí desde mi postura, encarando la pandemia de manera mas política y tocando la idea controversial de que el virus pueda ser algo creado adrede.-

– Más allá de lo musical, ¿qué diferencias encontrás entre Chiroptera y tus anteriores proyectos musicales?-
– La diferencia principal es que este comenzó siendo un proyecto de banda que nunca tocaría en vivo. ¡Un dúo experimental! Prácticamente al principio del proyecto, concordamos en que no saldría de la compu ni lo presentaríamos en vivo jamás. Anteriormente hice música para tocar en conjunto como también compuse para mis proyectos audiovisuales, pero nunca una producción de dormitorio o “bedroom production” de este estilo con Rodrigo.-

– ¿Cuáles son sus principales influencias en cuanto a la música?-
Mayhem, Immortal, Gorgoroth, Funeral, Mgla, Katatonia, Dark Throne, Burzum, Godseed, y seguramente mas que me estaré olvidando. El que sabe de bandas así es Rodri, me hizo escuchar mucho. En lo personal no conocía mucho del estilo, solo tenía curiosidad y fue algo más ligado a la investigación. Mil perdones a los mas fanáticos del metal extremo por ser un novato jajajaja.

– ¿Cuáles son los planes de Chiroptera de acá a un futuro cercano?-
– A menos que surja algo completamente inesperado, no va a haber más Chiroptera. De hecho creo que ya se terminó. ¡Tuvo una vida muy corta!.-

– ¿Cómo te llevas con la pandemia? ¿Todas las canciones nacieron en este proceso?-
– Pasé ya la etapa de frustración y aceptación y por suerte justito a tiempo se habilitó el rubro peluquería así que ya hace un mes que estoy de vuelta en el ruedo y trabajando en El Ático. La pandemia me tiene disfrazado con delantal, guantes, barbijo y rociadores varios. Todo lo que hicimos para Chiroptera empezó justo cuando se anunció la cuarentena, fue el momento ideal para hacer algo que incomode tanto como el tiempo que se avecinaba…-

Rodrigo tocando con Lefai.

– ¿Qué esperas para el circuito musical marplatense una vez que se normalice todo?-
– ¡Espero que sea mejor que antes! ¡Que toquemos con más ganas y motivación! ¡Mejores! Más organizados y más público también, por qué no. En momentos tan raros como este, uno aprende a apreciar un poco más lo que tiene y la música (hasta la más ruidosa) es un regalo espectacular.-

– Acá en Duias Music nos gusta mucho la historia de la música local, ¿recordás algún proyecto blackmetalero oriundo de Mardel?-
– Una vez creo que vi alguna banda pero creo que no era puntualmente black. Era una mezcla más libre de estilos de música extrema. Tengo entendido que nunca ha sido muy común por estos pagos.-

Comentarios de Facebook