Ahinco, El Poder y la Poesía Satánica dijeron presente en el día sábado por la noche en la Biblioteca de la Juventud Moderna.

|Por Makú Rodríguez|


Biblioteca de la Juventud Moderna. El reloj marcaba las 21:30 y el ambiente aún era calmo. Subí la escalera interminable de la Biblio hasta llegar al tercer piso del edificio. Tomé aire luego de la escalada e ingresé al salón de usos múltiples para ver como venía la cosa. Oscuridad y luces rojas en el piso, una suerte de infierno en las alturas de los edificios céntricos de Mar del Plata. Mientras se ultimaban los detalles etílicos y gastronómicos, las chicas de la Poesía Satánica comenzaron a armar su set.

Recordaba haberlas visto. Su despliegue escénico y teatral es difícil de olvidar. Asistí a una de sus presentaciones a mediados del año pasado en un lugar que ya no existe más. Aquella vez se presentaron alrededor de un pentagrama, entre velas y copas de vino. Recitaron poesía encapuchadas, acompañadas de una guitarra criolla y un cajón peruano.

El Poder

Esta vez no había pentagrama, ni fuego. Tampoco guitarra criolla y cajón peruano. Esta vez el show fue eléctrico, entre luces rojas y una decoración bastante indescifrable. Comenzaron su performance cuasi teatral y musical y la gente comenzó a llegar. Algunos sentados en el piso, otros parados. Con un claro mensaje anti patriarcal, la propuesta de la Poesía Satánica es sumamente interesante. Guitarra, batería y voz, una formación bastante peculiar que inmediatamente capta la atención de los curiosos.

Ahinco

Finalizado el set de Poesía Satánica, fue el turno de El Poder. Una dulce fusión entre sonidos espaciales y post rock. Fue una fecha variada, por un lado el minimalismo punk de Poesía Satánica y el extremo death metal de Ahinco. El Poder fue ubicado en el medio. Es una banda que me gusta mucho. Desde mi punto de vista algo nuevo en Mar del Plata, influenciados por bandas como Fiura, Massacre, Chon y algunos coletazos de math rock, El Poder presenta una propuesta que pareciera ser planteada como un viaje.

El set fue prolijo, lo que demostró horas de ensayo y efectividad. Es una banda que te concentra, al no tener voz la atención es fijada plenamente en las melodías de guitarra y en los contra tiempos de la batería. El lugar ya estaba bastante lleno y los vasos de cerveza circulaban por todo el lugar.

Terminado El Poder, era el momento de la última banda de la noche. Como bien remarqué, fue una fecha variada en la que no se siguió la línea ningún género musical. La gente estaba esparcida por todo el lugar, algunos en la terraza y otros dentro del SUM, bebiendo cerveza o comiendo alguna empanada. Las luces rojas seguían encendidas, como si estuviésemos en el mismísimo inframundo. Lentamente la gente de Ahinco comenzó a preparar el arsenal.

Se ajustaron los volúmenes y la posición del equipo de guitarra. Hicieron una intro bastante extensa a modo de prueba de sonido. Ahinco es una banda que pisa fuerte dentro de la escena metalera de Mar del Plata. La propuesta no es muy rebuscada: Death metal old school, con tintes del denominado Death and roll. Blast beat y una guitarra afinada en ¿do? para rememorar a bandas de la vieja guardia como Death, Entombed y Obituary. El formato trío le otorga peculiaridad, teniendo en cuenta que, más allá de ser tres, suenan como una topadora.

Hace tan sólo unos meses lanzaron su nuevo material llamado «El Cadáver de nuestro sueño», disponible en diversas plataformas digitales. El set de Ahinco fue el mas extenso, pero aún así la gente bancó hasta el final. Con un guitarrista invitado y algunos problemas con la pedalera de Hernan, la banda siempre se mantuvo arriba y brindó un show impecable.

Fue otra noche de efectividad en la Biblioteca. Afortunadamente es un lugar que siempre se presta para buenos recitales y movidas muy interesantes, desde lo plenamente musical, hasta lo cultural. Terminaron las bandas y me sentía satisfecho, no sólo por las empanadas y las dos pintas que bebí, sino por el desempeño de las tres grandes bandas que pude ver el sábado.

Ahinco:

El Poder:

Comentarios de Facebook