El sábado, 135.000 personas se acercaron al Movistar Fri Music. Un mar de gente, un escenario imponente adornado con pantallas gigantes de alta definición, sonido a la perfección y una jornada familiar. ¿Por qué? No hay por qué.

|Por Ivana Freije|


Bueno, sí hay porqué: La primera en presentarse fue Manu Martínez, hija de Ciro. Luego, La Que Faltaba, liderada por Micky Rodríguez, ex bajista de Los Piojos. La tercera banda fue la de los hermanos Andersen, El Plan de la Mariposa. Y el cierre obvio de Ciro y Los Persas. Todos regalando su música a miles de familias marplatenses y de turistas que se acercaron al Parador Movistar en Las Toscas.

¿Se entiende el título? De manera puntual, allí estaba Manu Martínez en medio del escenario acompañada de su guitarra y su banda, lista para abrir el Movistar Free Music. Con apenas 19 años, una voz cálida y dulce comenzó a cantar: “Sabes que no es fácil amar…”. Avanzó el show, su padre y su hermanito a un costado registrando todo con los celulares, y la jovencita que parecía ser algo tímida, demostró todo lo contrario mientras daba a conocer su talento y su arte.

Familia de artistas: Previo al show, se realizó una conferencia de prensa en el Hermitage Hotel, donde padre e hija contaron algunos detalles de su relación musical. “La influencia de Manu no soy yo. Su madre es una gran compositora” dijo Andrés Ciro Martínez y esa característica a la que se refiere todos podemos corroborarla escuchando el tema “Astros”. Por su parte, Manuela agregó que le pide ayuda a su papá para que opine si el tema que creó “está bueno o no”.

Manu Martínez es para ponerle el oído: Lindo proyecto juvenil dentro de la ola de mujeres músicas argentinas.
Avanza Movistar Fri Music y con músicos a medio acomodar llega La Que Faltaba. Un inicio de show distinto, se veía al baterista en su lugar, el resto de los integrantes salieron al escenario literalmente, tocando. Como para no perder ni un segundo.

Remera roja autografiada por Andrés Ciro, gafas y cabeza blanca, Micky Rodríguez, su bajo y sonidos que te hacen mover los piecitos. Termina «Una Mariposa Que Baila», y hay un flashback. La Que Faltaba dio un adelanto que disfrutó mucho la familia piojosa.

¿Querían pogo? María y José. Lo encuentran en el disco Verde Paisaje del Infierno. Más canciones. Ricos solos del violero Rómulo Arnoldi. La última: «Fumigator». Foto con el público y las banderas piojosas desplegadas.
Siguiente banda: El Plan de la Mariposa.

Ya con 10 años de trayectoria, el vocalista Sebastián Andersen analizó en el Hermitage Hotel el crecimiento rápido y firme que tuvieron: “Con el correr del tiempo la gente se fue sumando y es el público quien, en cierto modo, nos protege como músicos para que podamos seguir avanzando”. Ante la pregunta de que si sienten que ya pasaron la línea (y etapa) de banda emergente, dijo que ellos siempre emergen. “Ese viaje es lindo, si dejáramos de emerger sería aburrido”.

El viernes ya había anunciado que la lista de temas sería variada. Era el primer show gratuito que harían en Mar del Plata. ¿El público? Completamente heterogéneo. 135.000 personas, imagínate la variedad que había.  Fueron 25 temas. Si seguís a Ciro y Los Persas, no te sorprendía mucho dado a que el show ya viene con cierta estructura.

«Banda de Garage» fue el primer tema como muchas otras veces. También hubo varios de Los Piojos. Momento clásico que emociona a todos: «Canción de Cuna». Más de un piojoso lagrimeando mientras abrazaban o acariciaban a sus hijos. Los años pasan y el público se suma, edades de todo tipo.

Casi antes de la mitad del show, llegó el momento de los invitados. «Tan Solo» y «Fijate» con Micky Rodríguez; Juanchi Baleiron de Los Pericos se sumó para tocar «Mírenla». «Me Gusta», acompañado por dos de sus mujeres amadas: Katjia y Manuela Martínez. La emoción se incrementaba.  A Manu hacía un rato la habíamos visto, Katjia es actriz, pero muchos la recordábamos como aquella pequeña que coreaba «Canción de Cuna».

Para destacar la nueva versión de «Pistolas». Sube al escenario Alejandro Ciro Martínez. Sí, el hijito del frontman. Poca edad, pero inmensa actitud, cantó, recorrió todo el escenario dejando a su padre en un segundo plano. El protagonista era ese niñito rubio, cancherísimo que la rompió.

¿Cuántos de ustedes se animan a pararse frente a tantas personas? Bueno, Ale no solo se comió el escenario, sino que además nos dio un sacudón de modernidad en el momento que comenzó a lanzar estrofas de «She Don’t Give a Fo» de Duki junto a Khea. Sí señores y señoras: Trap. Hay que aggiornarse.

Julieta Rada también dio el presente acompañando con su imponente voz a Ciro en la canción «Por Cel». Insisto: Todo muy familiar. Pogo y mucho baile. Anteúltimo tema. Algo engañoso porque ya sabemos que es un enganchado: «Farolito/Balneario/Muévelo»; este último con la presentación de la banda. Cierra con «Astros».

Dale Ciro, falta ese broche hermoso de oro. Pasada la medianoche, algo más de 3 horas: El Himno Nacional Argentino con su armónica. Gracias. Ojalá todos puedan vivir algún show de este gran artista. Si tenés algún infante en tu familia, llevalo. Le cambia la cabeza. Ok. Me salió la fanática de adentro. Voy a buscar la objetividad y vuelvo.

Comentarios de Facebook