Volvió Duias y volvió Música en La Perla. Nuestro regreso fue musicalizado por Gastón de La Cruz y su jazz de alto vuelo en formato trío. Como de costumbre, el músico marplatense se tomó un tiempo para charlar con nosotros acerca de la sesión y de sus proyectos para el 2020.

|Por Makú Rodríguez|


Una Strato verde agua inmaculada dijo presente en los altos cielos perlísticos. Un contrabajo preciso y chocante se fundió con las infinitas notas de un clarinete dorado como el oro, mientras de acompañamiento, sonaban las teclas de un piano sofisticado y sensible.

Ante la atenta mirada de Julio Sosa, inmortalizado en la portada de un vinilo, Gastón de La Cruz y compañía nos deleitó con Ryden y Río Narchy dos piezas de jazz ¿experimental? ¿ambiental? ¿volado? que el oyente elija la etiqueta que le parezca. Sea lo que sea esta vertiente jazzera, se recomienda disfrutar de la sesión con una buena copa de vino y, para aquellos viciosos, con un cigarro reflexivo en medio de la oscuridad.

– ¿Cómo fue la experiencia de Musica en La Perla?-

-Estuvo buenísimo, hace rato que estábamos hablando con Marcos para hacerla. Esos registros siempre suman, tanto para los artistas como para las productoras. Generaron un archivo local re grande, son un montón de artistas de un montón de música diferente. Eso refleja lo que es la ciudad. Una ciudad con un montón de movimiento cultural aunque este así medio como que parezca que no, pero hay un montón de músicos jóvenes y un montón de movidas diferentes que está buenísimo mostrarlas y mostrar que es lo que se hace acá y también mostrar que hay un montón de cosas con un nivel muy alto-

– ¿Significó mucho cambio llevar tus canciones a la sesion?-

-Significó cambio porque en realidad yo tomo esta sesión como una sesión acústica, faltó la batería que es Javier Puyol que aporta un montón al grupo. En un principio tocaba Nahuel Flores, pero después hubo complicaciones con los tiempos. Muy común entre los músicos. Después hablé con Javier, a quien admiro muchísimo, me encanta como toca, fui así medio con cierta reverencia para saber si se copaba y se prendió. Hubiese estado buenísimo que estuviera Javier. Hubo que modificar algunas cositas de los temas. Ryden es un poco más largo y tiene algunas cuestiones, arreglos con la batería que no están presentes porque no está la bata, justamente. Después elegí Rio Narchy que es un tema del disco mío que salió este año que daba para hacerlo trío acústico y Javier aportó unos arreglos también ahí para el tema, desde su lugar en el piano. Por eso lo elegí, sabía que iba a funcionar-

– ¿Cómo viste el 2019 desde lo personal?¿Notaste crecimiento en la escena marplatense?-

-Desde lo personal siempre intento estar en movimiento. En parte porque si no siento que pierdo el tiempo y eso me bajonea. Por otra parte porque siempre estoy pensando en cosas que tienen que ver con la creatividad artística, miles de planes. Hacer música para un quinteto o ir a tocar a tal lugar, para mí desde ese lugar estuvo bueno. Salió un primer disco mío con música que venía componiendo hace un tiempo y sin darme cuenta tenía una linealidad, como una especie de serie, así que pude grabarlo en el 2018 y salió en el 2019. Lo toqué poco, pero siempre estoy pensando en cosas nuevas. Ni bien grabo un disco ya estoy pensando en otra cosa. Con respecto a la escena, hay un montón de cosas, un montón de movidas que se vienen curtiendo desde el rap. Capaz no estoy muy metido, pero veo que hay un montón de movida con eso. Hay muchas propuestas en la ciudad, lo que pasa es que hay pocos espacios o quizás las producciones no están hechas de la mejor manera-

– ¿Notas una evolución artística en tu manera de tocar?-

-Siempre. Siempre estoy investigando, estudiando, buscando nuevas opciones, nuevos sonidos. Por ejemplo ahora cambié de viola, estoy tocando con una Strato y eso me hace pensar las cosas desde otro lugar diferente, de otro sonido. Tener la palanca de tremolo me permite buscar otras cuestiones estéticas. Lo principal para mí es que siempre hay que estar estudiando e investigando. Estuve estudiando una tecnicatura de jazz en Buenos Aires. Estudié mucho para entrar. Este año escribí mucha música para el conservatorio y estudié un montón de cosas relacionadas a la improvisación-

– ¿Cómo ves a la escena jazzera de la ciudad?-

-La escena de jazz local siempre está en crecimiento porque empiezan a aparecer nuevas generaciones de músicos que se interesan por el género. El festival aporta un montón. Lo que veo de negativo es que los lugares siempre son pocos para tocar y las condiciones laborales de los músicos suelen ser bastante paupérrimas. Se limita a tocar mucho. Vas a tocar porque es un mango y porque es un lugar para tocar y capaz la música que haces no es apta para esos lugares y terminas haciendo un ensayo con gente y gente que hace mucho ruido. Artísticamente está buenísimo y va creciendo un montón, hay un montón de propuestas interesantes y de montones de músicos que se acercan al género y músicos que ya lo manejan muy bien con propuestas muy interesantes y personales. Me parece increíble la cantidad de producción local, discos de música original, eso me parece increíble. Hay mucha hambre de componer música relacionada al género, aparte de tocar la música relacionada a las raíces del jazz-

– ¿Cuáles son tus planes para el 2020?-

-En principio grabar un disco a trío que para mí es algo pendiente y un re desafío. Voy a grabar con un contrabajista de La Plata que se llama Valentino Sampaoli y con Nahuel Flores en la batería. Primero esto y después poder tocar la música esta que grabé en la sesión pero a quinteto. Acá hay varios temas del repertorio pero bueno, ahora está en stand by por cuestiones de verano y cosas personales de cada uno. Pero un poco los planes irían por ahí. Hacer este disco a trío y moverlo (acá hay composiciones de los tres). Y después la música mía a quinteto que eso tengo muchas ganas de tocarlo en vivo, pero bueno, es una música complicada y hay un montón de cosas escritas y hacerlas sonar requiere ensayo. Las metas son esas dos. Después tengo un montón de ideas pero eso requiere de tiempo, voluntad, presupuesto, etc…

Comentarios de Facebook