Cuando conversamos con el power trío más reciente de la escena de la ciudad, nadie imaginaba que el efecto pandémico llegaría hasta hoy y se extendería algunas semanas más. Diálogo virtual con Ana, Mecha y Nina sobre la difícil tarea de organizar una banda en proceso de formación.

|Por Flor Valbuena|


– ¿Cómo llevan la cuarentena? Los días de encierro, ¿sirvieron para hacer algo nuevo?-

– Como el ort** la verdad. Nos cuesta bastante ponernos de acuerdo para encontrarnos en estos espacios virtuales. En este momento, la banda esta parada porque la música que hacemos no se puede dar por estos medios. También toda esta situación nos cayó en un momento en el que planeábamos grabar. Lo bueno es que cuando todo esto se termine vamos a reanudar todos nuestros planes, así que vamos a estar bastante activas. Nos extrañamos mucho.-

– ¿Cuándo fue el momento fundacional de la banda?-

– Las tres nos conocíamos de vista o por amigues en común. Coincidimos una vez en una juntada de músicas feministas. Nina quería tocar la batería, Mecha siempre soñó con tener una banda de chicas y Ana tuvo una epifanía alcohólica. Fue ella la que mando el mensaje de convocatoria, en general no le podemos decir que no a Ana.-

– ¿Comparten otro ámbito además del musical?-

-No hacemos ninguna otra actividad juntas, pero nos queremos mucho y ensayamos todo lo que podemos para pasar el mayor tiempo posible juntas, hacer ruido y compartir la “tussimerienda” que consta de cerveza en lata y papas sueltas de almacén. En general, el Club TRI es nuestro lugar común de “ranche”, donde compartimos muchas cosas y estamos todo el tiempo.-

Ellas son de izquierda a derecha: Mecha, Nina y Ana.

– ¿Hay algo político en su puesta en escena?-

– Lo que nos mueve es hacer la que nos pinta. Nuestro objetivo no es llamar la atención por ser chicas, sino simplemente por hacer lo que queremos hacer, por nuestra música y energía. A su vez entre nosotras nos sentimos muy cómodas, es un alivio poder expresarnos y fluir. Militamos con el simple hecho de ser y hacer.-

De un tiempo a esta parte, las bandas con frontwomans o mayoría de integrantes chicas emergieron en todo el país. Esta situación genera muchas veces que se enmarquen como “bandas feministas”, y es ahí donde seguimos profundizando un estereotipo. Una banda que este compuesta sólo con integrantes mujeres no acredita que esta sea parte de una corriente ideológica. Si expresa que la escena va cambiando y que es importante que se vaya naturalizando lo que conocemos como igualdad de géneros.

“Que una baterista mujer pueda tocar sin remera como lo hace un baterista hombre, y que nadie haga un comentario sobre ese hecho en particular en vez de apreciar como estuvo el show”

– ¿Qué proyecta el futuro de Las Tussi?-

– Somos una banda tan nueva que nuestro sueño y objetivo es tener suficientes temas para alcanzar los 40 minutos de show, sin tener que repetir “hey” al final. También, grabaremos pronto así se aprenden las letras y gritan con nosotras.-

Al cierre de esta edición, las chicas estaban en tratativas de organizar su primer ensayo, desde que comenzó el aislamiento.

Dueñas de una enérgica actitud, en los aun escasos shows que han dado, se presiente el goce que les genera tocar juntas.

Comentarios de Facebook