Carlos González es un músico y pieza importante de la Unión de Músicos de Mar Del Plata. En una entretenida charla, pudimos conocer su rol dentro de la UNMAR, sus gustos musicales y su opinión sobre el presente musical de la ciudad.

|Por Marcos Gabarain|


Gónzalez, de 57 años, oficia como tesorero dentro de la Unión de Músicos de Mar Del Plata, además de ser docente de música y miembro de Mercado Persa: «Mi función es asociar a la gente y asesorarla sobre los beneficios que tiene UNMAR».

UNMAR fue creada en noviembre de 2015 y tiene como objetivo principal mejorar la situación laboral de los compañeros músicos de Mar Del Plata y la zona, y acercarles herramientas para activar la cuestión legal. «Muchos no saben la situación de SADAIC, por ejemplo. Nuestro presidente Sebastián Echarri da cursos gratuitos sobre cómo manejarse con el derecho de autor y otras cuestiones».

«La institución también da la posibilidad de que sus socios puedan subir sus canciones de manera gratuita a CD Baby, que es una distribuidora de música en todas las plataformas de Streaming. También tenemos descuentos en casas de música, y charlas sobre la parte técnica (grabación, armonía, seguridad, el cuidado de la voz) y sobre todo lo que necesita un músico para ejercer su profesión. Eso se da todo el año», aclaró González.

El INAMU, máxima organización a nivel país, apoya a la UNMAR con un subisidio, que se suma al aporte social de los músicos adheridos. «Muchas veces nos pasa de no tener el dinero para pagar las cuestiones legales. En este momento le pasa a todo el mundo», afirmó el músico marplatense.

Recientemente organizaron una fecha muy exitosa en el Centro Cultural América Libre, con la participación de Gastón De La Cruz, Selva y Locales Rock, entre otros. El enfoque fue «música y derechos humanos», y en la antesala de los shows se dio una charla más que interesante con referentes de la ciudad.

-¿Cómo ves a la escena musical marplatense y qué le faltaría a la misma para mejorar?-

-Hay una ebullición de bandas muy buena. Hay mucha actividad, pero no nos ayuda la realidad gubernamental y la falta de lugares para tocar. La autogestión no para, a pesar de la poca renovación del público. En invierno quedamos solamente los marplatenses, y hay que rebuscarsela. Se sale a tocar a otras localidades de la zona, por ejemplo. Hay muchísimos grupos y de todos los géneros. Espero que sea siempre asi.-

Ya adentrada la charla en su faceta estricta de músico, Carlos nombró a los artistas de su gusto: Desde la música clásica, el rock sinfónico, hasta el indie anglosajón (St. Vincent, Last Shadow Puppets). Dentro de la ciudad, nombró a referentes como Marcelo Sanjurjo, Salomar, Sebastián Del Hoyo y Jorge Armani, entre otros. «Puedo nombrar un montón y no quiero ser injusto con nadie», declara en un intento por descontracturar la respuesta.

-¿En qué fase se encuentra Mercado Persa? Contanos un poco sobre la banda-

-Tuvo varias etapas. La última fue con un trío, con el que hicimos el disco «Fronteras sin nombre». Ese disco es excelente. Siempre hacemos música instrumental. Ahora estamos en un proceso de renovación. La textura musical ha cambiado.-

El trabajo de la UNMAR merece ser mencionado dentro de la escena marplatense. Facilita y ayuda, algo que siempre se necesita. Cerramos esta nota con el disco de Mercado Persa, «Fronteras Sin Nombre»:

 

Comentarios de Facebook