Gustavo Pitrau es uno de esos entrañables y alocados conductores radiales que Mar Del Plata necesita todos los días. En una entrevista muy interesante, repasamos sus inicios, sus gustos y cómo es el intercambio con la audiencia en «El Viaje», su programa diario en KLA.

|Por Marcos Gabarain|


Gustavo Pitrau tuvo sus comienzos como «Productor Loco» en Villa Celina, Buenos Aires, hace unos «treintipico años», según sus propias palabras. Aprendió a operar frente a las maquinas de aquella época. Las vueltas de la vida lo llevaron tiempo después a que se radique en la ciudad de Mar Del Plata.

Artistas favoritos del conductor: Love, Black Sabbath, Alice Cooper, The Who, Rory Gallagher y Jefferson Airplane fueron algunos de los que se atrevió a nombrar («A mi me gustan todos»).

Un día, hace años ya, se compró un disco de The Byrds. Inmediatamente le llegó la inquietud y pensó «Que bueno sería poner esto en la radio». Para Pitrau, fue «un empujón mágico». En un kiosco, una mujer le recomendó Fm Graffitti, en la ruta 88. El primer programa de «El Viaje» se dio ahí. «De ahí en adelante, no paré más», aclara el conductor.

¿Sos de planificar los programas de antemano?-

-No planifico nada. Antiguamente si. En la semana laburaba a morir. Dato importante: cuando yo empecé en la radio no había nada, tenía que llevar mis discos con una grilla con las canciones que iban. Una cosa mágica y engorrosa a la vez. Lo único que me preocupa, cuando salgo de mi casa, es con qué canción voy a empezar. Me siento, me fumo unos cuantos cigarrillos, charlo con los que están en la radio, y cuando entro: lo que sale, sale. Es una verguenza, pero es la realidad.-

«Dany The Caret» es un alter ego más chic. Un personaje dentro del personaje que emerge de vez en cuando para bañar el espacio de New Wave y sintetizadores. Sin lugar a dudas, estos momentos son extremadamente divertidos para aquellas personas que lo siguen hace años. Pitrau ve una sinergia orgánica en el intercambio que tiene con su audiencia: «La respuesta es inmediata en ‘El Viaje’. La gente es la que te genera la magia

A Gustavo no le gusta tirarse demasiadas flores, aunque cree que en algún momento su aporte va a trascender: «Probablemente, en algún momento, algún loco se acuerde de nosotros y nos diga ‘uh loco yo te escuchaba en la radio’.»

-¿Cómo es trabajar en KLA?-

-Laburar en KLA es una cosa impresionante. Te implica mucha libertad, mucha energía y muy buenos compañeros. Dan ganas de quedarte. Si un día pasas por el centro, estás obligado a pasar por ahí. Es una cosa que no viví nunca en una radio de Mar Del Plata. Te saca todos los quilombos cotidianos.-

Mención especial para «la comandancia»: Jorge Lombardo, fallecido director de la radio. Sobre él, Pitrau admite que «Te guiaba siempre con la palabra justa. Fue una genialidad tenerlo como director«. También ofreció palabras cariñosas sobre «Tomasito» Lombardo, hijo de Jorge que hoy en día es director artístico de KLA («Prácticamente nació adentro de la radio»).

«Siempre hubo buenas bandas en Mar Del Plata. Lo que faltan son lugares para que se puedan expresar». Un pensar que se multiplica cada vez más.

También se atrevió a catalogar al dial en la ciudad: «Hay una decadencia importante en la radio de Mar Del Plata. Ojalá muchas de las radios que están se adaptaran a los gustos, y que haya más competencia. Eso haría mejorar mucho al dial. Lo que pasa es que en la ciudad siempre fue una mezcolanza la programación

Gustavo Pitaru es un  soñador simple y desfachatado: «Nunca se terminan los sueños. Siempre va ser prioridad ganarme el loto o la quiniela. Ya con hacer un programa de mañana dedicado al rock es un sueño cumplido. Empezar la jornada sin condicionantes, con Iron Maiden, es algo tremendo.»

El Programa

«El Viaje» sucede de lunes a viernes en KLA (91.7) a partir de las 9:30 hasta pasado el mediodía. Hay veces que se extiende un poco más de lo habitual, pero su contenido es de alto voltaje e impredecible. Todo depende del humor y la sintonía en que se encuentra Pitrau: Puede partir desde el Heavy Metal clásico, el Blues más visceral, la sicodelia sesentosa que tanto le gusta y el soul inquietante de James Brown. Todo eso y más forma parte de su universo radial. Un universo único y vital para esta ciudad.

Comentarios de Facebook