Lucía De Falco es una gestora cultural marplatense que integra el colectivo de mujeres y disidencias Somxs Muchxs Musicxs y, entre tantas cosas, una de las creadoras de la muestra Eufónica. Aquí es donde sabrás su historia, su pensamiento sobre el futuro y cómo modificarlo.

|Por Marcos Gabarain|


Un Pequeño Preámbulo

Conocí a Lucía de Falco en 2016 luego de presentar oficialmente el último Festival Desde El Mar junto a Pablo Navas y Juan Manuel Pairone (quien presentó su libro esa noche), en aquel Esquina Falucho que supo concentrar parte de la movida cultural de la ciudad. Ella estaba terminando sus estudios en Gestión Cultural y yo llevaba unos años intentando descifrar esta ciudad y su arte. El condimento: yo estaba en muletas.

Mantuvimos un contacto, principalmente via mail, hasta que hace dos años compartimos una cerveza y me contó que tenía entre manos un encuentro multidisciplinario de la industria musical marplatense, lo cual me pareció una enorme y genial idea. No lo hizo sola, armó un equipo de trabajo eficiente y que, pese a las obvias dificultades que se presentan a la hora de hacer y promover cultura, supo encausar sus intenciones a buen puerto. Esa movida se llamó Eufónica y Duias Music participó de su primera edición.

Stand de Duias Music en la primera edición de Eufónica, 2018. Foto por POGO.

La Entrevista

– ¿Cómo nació en vos la necesidad de gestionar y producir eventos relacionados al arte?-

– Más que una necesidad, creo que se fue dando de manera natural. Siempre consideré que la cultura en general y el arte son herramientas privilegiadas y fundamentales que no sólo te permiten expresarte y transmitir mensajes y valores, estéticos, afectivos y simbólicos, sino que también y fundamentalmente pueden cumplir un papel estratégico para propiciar y colaborar en procesos de transformación y construcción social y política. Cuando comencé a estudiar Gestión Cultural pude aprender y nutrirme de un montón de personas, sus experiencias y adquirir conocimientos e instrumentos que me permitieron profundizar y seguir en ese camino desde un rol más proactivo.-

– ¿Cómo fueron esos comienzos y qué extrañas de esa etapa?-

– Como son casi todos los comienzos… a prueba y error, con muchas inseguridades e incertidumbres, pero también con mucho entusiasmo y muchas pilas. Son sensaciones que continúan acompañándome hasta el día de hoy, cada vez que empiezo con un proyecto nuevo. Si bien la experiencia y las capacitaciones vas haciendo te permiten planificar, anticiparte y estar mejor preparada, los nervios del “cómo saldrá, vendrá gente, etc.” siempre están.

De los comienzos lo que más extraño es el Centro Cultural Padre Mugica y todo lo que pudimos hacer ahí. Fueron dos años hermosos en los que aprendí muchísimo. También extraño mucho a mis compañeres y a todas las personas que formaron parte de ese espacio.

– ¿Qué aprendiste de valioso con la práctica?

– Más allá de los aprendizajes que te da la experiencia y «bajar» las ideas a la realidad para llevarlas a cabo, lo más valioso que me dejan las prácticas y los proyectos en los que participo siempre son las personas que me permiten conocer. Artistas, colegas y amigxs.-

– ¿Ha cambiado algo de la cultura marplatense en todo este tiempo que llevás trabajando?-

– Sí, han surgido un montón de agrupaciones, colectivos, uniones, medios especializados y otros actores que laburan muchísimo y súper bien. Desarrollando proyectos y políticas culturales que son importantes para el crecimiento, la promoción y la difusión de la cultura marplatense. Yo estoy vinculada a la UNMAR, que viene laburando y cubriendo un montón de aspectos que trascienden lo estrictamente musical. También participo en la colectiva Somos Muchxs Músicxs, un espacio fundamental para la visibilización y la contención de las mujeres y disidencias del sector musical de Mar del Plata.-

 

Visibilidad y Actualidad

– ¿Cómo ves el panorama de la cultura de mujeres y disidencias en la ciudad?

El panorama cultural para las mujeres y disidencias es similar al de otras áreas. Las problemáticas lamentablemente son siempre las mismas, desigualdad, invisibilización y todas las cuestiones vinculadas a la violencia de género (cosificación, objetivización, abuso de poder, acoso, etc). No sólo hacia les artistes, sino que también hacia el público feminista y disidente. Como te decía en la pregunta anterior, en los últimos años se han conformado agrupaciones y colectivos vinculados al feminismo, o con perspectiva de género que empezaron a re significar la cultura como espacio de disputa, resistencia y contención entre lxs compañerxs y laburan muchísimo para combatir estas desigualdades y garantizar los derechos vinculados a las mujeres, a las diversidades y a las disidencias.-

– Contame cómo te surgió la idea de generar Eufónica-

– La idea empezó a gestarse cuando estaba haciendo la primera parte de mi tesis, investigando para el marco teórico, el contexto y demás empecé a notar que la gran mayoría de los festivales y actividades relacionadas a la música se desarrollaban en torno a un género musical o por familia de instrumentos y que no había (o al menos yo no conocía), ningún evento que incluyera a todxs lxs actores, servicios y agentes que conforman el sector musical. Entonces empecé a pensar que estaría bueno organizar un evento que los convocara a todos.-

– ¿Qué falta o necesita implementarse en la ciudad para que la cultura musical tenga más presencia?-

– Creo que son necesarias políticas culturales de fomento, promoción y difusión de artistas y espacios culturales. Por supuesto que esto debe estar acompañado por normativas y legislaciones que posibiliten y garanticen el desarrollo de la actividad cultural, flexibilidad para las habilitaciones de los espacios independientes, permisos para tocar/actuar en espacios públicos y una larga lista de cuestiones fundamentales para que las propuestas artísticas y culturales puedan realizarse. También creo que estaría bueno realizar proyectos que tengan como propósito la formación de públicos para que los marplatense conozcan y consuman más cultura local-

– ¿Creés que la pandemia servirá para re-estructurar el mercado cultural de nuestra ciudad? ¿Cambiará algo de manera significativa?-

– No lo sé, todo esto de la pandemia me genera mucha incertidumbre y ansiedad por cómo será la “nueva normalidad” y ver de qué manera va afectar a la actividad artística-cultural. Mirando lo que está pasando en países que de a poco están levantando las restricciones y abriendo la cuarentena parecería que, en un futuro esperemos cercano, los espacios artísticos van a poder reabrir pero limitando la capacidad y cumpliendo con protocolos específicos según la actividad. Ya veremos.-

«Me encantaría poder viajar más, conocer e intercambiar experiencias, proyectos, ideas con gestores culturales de otros países. Aunque en este contexto, con poder seguir laburando y haciendo lo que me gusta me doy por satisfecha.»

– ¿Te gustaría concretar algo en especial en Mar del Plata?-

– ¡Un montón de cosas! Lo que hablamos antes, que se diseñen y por supuesto se implementen todas las políticas, proyectos y acciones que serán necesarias para crear posibilidades reales y sustentables para el desarrollo cultural local, que faciliten y promuevan el crecimiento de la participación colectiva en la vida cultural, su fortalecimiento, promoción y fomento. Creo que eso ya sería un buen comienzo.-

Visibilizar. Una palabra hermosa. Un verbo que cada vez tiene mas trascendencia, y que en nuestra ciudad pisa fuerte y va paso a paso. Es nuestra labor visibilizar el arte y la cultura, y también es la labor y misión de Lucía De Falco. Todo se conecta y se contagia.

Comentarios de Facebook