Caímos al ensayo de los Pez Globo justo después del lanzamiento de su primer material discográfico. Entre cables, instrumentos y mates pudimos charlar un poco acerca de la banda y su génesis: cómo un proyecto individual devino en un trío. Además, sus cinco canciones, tan diversas entre sí, pero con la prolijidad y el groove como estandarte.


Ese día acordamos para encontrarnos en uno de sus ensayos: la jornada no era sencilla, se trataba del ensayo previo a su primera presentación en vivo. La primera hora y media, por lo tanto, estuvo destinada al armado de su set y a los ajustes técnicos pertinentes para que todo salga andando rápido y de maravillas el día siguiente. Entre cables yendo y viniendo empezamos a conocernos y charlar acerca de la banda.

Pez Globo es un proyecto que se inició a partir de las canciones de Matías Miralles. Laburó de manera individual sobre un puñado de temas paralelos a Hombrebomba —su proyecto principal— y, luego de un tiempo de presentarse bajo este pseudónimo, se decidió por armar una banda para ejecutarlas. Ahí es cuando aparecieron Manuel Veliz Parramón y Juan Ignacio Ayup.

Pocas horas antes de nuestro encuentro habían lanzado su EP debut, con cinco canciones propias. Preferí no escucharlas de antemano y conocerlas en vivo en la sala: el vivo siempre tiene un plus cuando es aprovechado. Por su parte, los integrantes de la banda se mostraban entusiasmados por ofrecer su música y contentos por las primeras repercusiones en las redes del material discográfico.

“Podés ir haciéndonos preguntas”, tiró Manu de repente mientras seguían disponiendo los instrumentos. Y la verdad es que no hizo mucha falta la interrogación, más bien la charla se fue desarrollando con naturalidad y la historia del proyecto se presentó interesante y entretenida contada por los tres.

Juan —o el Turqui, como le decían sus compañeros de banda—, quien más sumergido estaba en el armado del ensayo, fue claro en cuanto al inicio de la banda: “Todo se armó solo, se dio muy natural. En un momento nos preguntamos ‘¿por qué no tocamos juntos?’”. Por su parte, Mati agregó: “Somos productores más que músicos”, lo cual favoreció al funcionamiento de la música y cada integrante pudo aportar artísticamente al proyecto.

La curiosidad me ganó y tuve que preguntar por lo que iba a oír antes de escucharlo. No sé si buscaba que me dijeran qué estilo tocaban o bajo qué etiqueta se incluirían, pero sí alguna aproximación, una guía. Manu fue quien tomó la palabra y, si bien su respuesta no satisfizo a mi pregunta, alimentó mi intriga: “No hay una referencia clara, pero hay muchas influencias, muchos momentos. Pasan muchas cosas. Cada tema te lleva a un lugar distinto”.

Conforme pasó el tiempo, el trío estaba dispuesto para arrancar a ensayar sin interrupciones. Ajustándose bien al metrónomo, Pez Globo se muestra como una banda sumamente prolija, y sobre esa solidez muestran sus dotes grooveros. Arrancaron con la última y la primera canción del ep: “Dos oportunidades” y “Maldito”, dos canciones que tiran para adelante, muy gozadas y con fraseos más acelerados. Es esta sonoridad en donde logran explotar su identidad.

Las teclas tienen un protagonismo especial, son las encargadas de llevar las riendas, tanto en lo rítmico, como en el apoyo a las melodías vocales. El gran acierto es la compañía inmutable de la batería: el Turqui es un relojito y es quien marca las cadencias con su toque.

Por otro lado tenemos a canciones como “La mañana”, mucho más relajada, más cantada y con otra premisa del formato canción. Si volvemos a los distintos momentos que Manu marcaba más arriba, este sería un momento de calma nostalgiosa. Este letargo, sin embargo, se interrumpe de manera abrupta con “Es lo que quiero creerme”: la intensidad vuelve a subir con un ritmo más marcado que te lleva a mover la cabeza casi sin pensarlo. “La luz del tren”, por su parte, presenta un impronta más indie, con mayor presencia de la guitarra y algunos acordes llamativos.

De este modo, los Pez Globo cierran un buen debut. El motivo, según Mati, es “generar material y generar movida en mardel”. Es por eso que ya están laburando en nuevo material y anunciaron que en lo pronto habrá novedades de la banda. Por nuestra parte, lo esperamos con los oídos abiertos.

Comentarios de Facebook