La ciudad cuenta con un amplio catálogo de discos y de música. Por eso, damos por comenzada la columna de #Revisionismo musical marplatense. Discos históricos y contemporáneos desglosados para que conozcas las perlitas de nuestra música.

|Por Makú Rodríguz|


Todos los géneros musicales tienen sus vertientes. La música avanza y con el correr del tiempo, los estilos van incorporando nuevos componentes y características. Así como en Inglaterra hubo bandas catalogadas como “sonido Manchester” o  “sonido californiano” en Estados Unidos, en Argentina se puede hablar de una variante titulada como “punk argento”.

Es fácil reconocer el sonido típico del punk inglés de los 70, como también el minimalismo y la crudeza del estilo Ramones. En nuestro país, bandas como Flema, Dos Minutos, Superuva, Bulldog, etc… le dieron ese sonido característico al punk argentino. Si bien la influencia de bandas inglesas, norteamericanas y españolas se encuentra a la vista, la cuestión lírica y musical se encuentra atravesada por las vivencias del barrio y la crudeza de la calle.

Mar del Plata no escapa de esta caracterización. De hecho, si me pongo en purista, hasta se podría hablar de un punk marplatense, pero en esta ocasión, sólo quiero detenerme en una banda y en un disco marplatense que cumple perfectamente con las características ya mencionadas.

La banda en cuestión es The Homeros y su disco “Corre cachetes corre” del año 2017. Con diez años de trayectoria y mucho recorrido por los escenarios marplatenses, Los Homeros son una banda que no va con vueltas en sus letras. Sencillez, velocidad y sinceridad.

El disco comienza con Julio Sosa sintonizándose en una radio al ritmo de “Que el mundo fue y será una porquería ya lo sé, en el quinientos seis y en el dos mil también”. Pegado a esto, comienza Sin Solución. Bien arriba, con la velocidad que caracteriza al punk rock argentino. Una letra hecha desde el inconformismo y la poca proyección que hay a nivel social en nuestro país. Lógicamente, encarna el rol contestatario que debe tener toda buena banda punk.

El juego de las dos guitarras en Los Homeros recuerda a las bases de las bandas californianas. Una guitarra que machaca y otra que hace octavas que suben y bajan. Bien en las venas de bandas como NOFX y No Use For a Name. Es un sello distintivo en Corre Cachetes Corre, ya que en casi todos los temas se pueden apreciar este tipo de melodías. Y ya que hablamos del sonido californiano, no se pueden dejar de lado los coros melódicos, que inclusive a veces son más de tres voces.

Las letras también soy muy personales. Son una constante autocrítica. “Quiero que sepas que yo estoy cambiando y aunque me esta costando lo voy a lograr” canta el Lichu en la canción “A veces”. Una de las que más me gusta del disco. Así como las letras muestran cierta concepción autobiográfica, no dejan de cantarle también a la amistad y al barrio. Ni hablar también de la cuota de desamor infaltable, presente en cualquier disco. No sólo de bandas punks, sino de cualquier género.

Corre Cachetes Corre es un disco rápido de fácil escucha. La primera vez que lo puse en mis auriculares me encantó la voz de Lichu y los coros que lo acompañan. Ni hablar de la velocidad de la batería y el juego de las guitarras. Todo esto me llevó a prestarle atención a las letras. Como resalte en párrafos anteriores, la lírica va desde el desamor, hasta la autocrítica y los pesares de la vida cotidiana.

Las once canciones del disco pasan en un abrir y cerrar de ojos. No porque sean temas cortos, sino por lo llevadero del disco. Si tuviera que elegir los puntos más altos del disco, diría que “El Tiempo” y “Falsas Ilusiones” son los hits del disco. Este último mencionado, aparece dos veces ya que cuenta con una versión con Facu Elías en las voces.

De por sí, se podría decir que el disco cierra con la canción “Justicia”. Un grito desesperado contra la corrupción policial y la inseguridad que se vive en la ciudad. Nuevamente, el rol contestatario del punk rock dice presente en este disco.

Los Homeros están activos y se encuentran componiendo temas nuevos. Quizás esto los mantenga alejados de los escenarios por un tiempo, pero al menos tenemos Corre Cachetes Corre para aguardar por la salida de su próximo material. A grandes rasgos, si te gusta la sencillez y la velocidad, mezclada con letras sinceras y sin vueltas, este disco te va a llegar. Punk rock de la nueva escuela marplatense.

 

 

Comentarios de Facebook