Hay mucha expectativa y somos varios los que tachamos los días en el calendario, o marcamos palitos en la pared. Este domingo se realizará la primera edición de Wine Sounds. Un evento donde se conjuga la música con el vino de las bodegas más importantes del país. Mateo “Ruso” Sujatovich, frontman de Conociendo Rusia, nos adelantó detalles de su presentación para saciar la ansiedad.

|Por Ivana Freije|


WAIT. Antes que nada, agendá.

Qué: Wine Sounds
Cuándo: Domingo 3 de Marzo desde las 17hs
Dónde Haras de Santa María del Mar
Quiénes: El Kuelgue – Salvapantallas – Conociendo Rusia – Bsides
Entradas: Eventbrite

¡Hola Ruso! ¿Querés ser mi amigo?

Debo confesar que no tenía planeado que esta charla sea plasmada de esta forma, pero la conversación se sintió. Casi media hora de intercambio de pensamientos donde, sinceramente, Mateo me enseñó y se sumó a mi lista de gente admirada. Porque por teléfono, pidiéndole que hable algo fuerte para que la grabación quede limpia y audible, su tono de voz, su fluidez, predisposición y respeto, me reflejó una persona muy agradable, inteligente y creativa.

-El domingo tocan ¿Es la primera vez en la ciudad? –

-Sí. Me da mucho gusto porque tengo amigos allá y al ir seguido me siento como en casa. Wine Sounds está buenísimo, además me gusta mucho el vino. Tocar, estar con amigos, tomar algo ¿Qué más se puede pedir? Conozco a los artistas que van a participar, de hecho, ya nos hemos cruzado con El Kueglue y Salvapantallas, con quienes hemos compartido algunos festivales. Es divertido poder trabajar con amigos

-¿Algún adelanto?-

-El disco que sacamos tiene 7 canciones y para este show sumamos 3 temas nuevos, por lo que será un desafío para nosotros. Es arrancar el año alargando un poco las presentaciones, estrenando material y a la expectativa de la reacción del público que es algo que nos motiva y nos da muchas ganas de que todo suceda ahora-

-En marzo de 2018 Conociendo Rusia lanzó su primer material discográfico homónimo ¿Cómo vivís la buena repercusión que tuvo? –

-No la esperaba. Reconozco que cuando lo hice, realmente dejé todo. Trabajé muchísimo para que el disco sea el mejor que yo podía hacer en ese momento. Ya cuando estaba próximo a salir dije: “Esto puede llegar a andar”. Debo confesar que nunca me tuve confianza con la música, pero ahora sí la tengo y se debe a que veo que hay aceptación, a la gente le gusta, las canciones se cantan. Me transformó mucho en lo personal y como músico

-¿Cómo puede ser que no te tengas confianza si ya venís trabajando hace varios años dentro de la música?-

-Pero poner la cara, estar al frente de un proyecto, escribir las canciones, transformar historias personales en las letras… No es lo mismo. En Conociendo Rusia hay algo nuevo para mí: Largar un proyecto de cero que se sostiene con mis ganas; que yo soy el motor. Si bien se forma un equipo porque están los músicos, manager, compañeros y no estás solo; cuando empezás es tu idea, tu propia creación y comenzás a ver quién te sigue, quién te acompaña y tenés que empujar un auto que no anda. Pero luego mirás para atrás, ves el recorrido, notás que el auto anda bien en una velocidad linda y ahí te da confianza-

-Estuve escuchando mucho el disco, y coincido con la gran mayoría de los críticos que lo catalogaron como uno de los mejores del 2018. Todas las canciones están buenas, reflejan la esencia del proyecto y a pesar de las horas de reproducción en loop, no logré seleccionar cuál será el track que musicalice esta nota ¿A vos te fue fácil elegir el corte de difusión? –

-No. De hecho, es “Loco en el Desierto” y fue la canción que más tardé en hacer. No tenía siquiera la letra terminada y faltaban dos días para entrar a grabarla. Cuando terminé de escribir me di cuenta que ese era el tema más entrador de la banda, y si bien no es el que más me gusta, creo que es el que resume lo que es Conociendo Rusia-

-Vivimos, lamentablemente, en una sociedad que aún necesita etiquetar todo. ¿Cómo definís este proyecto solista? –

-Es una banda de canciones con algunas más pop, otras más rockeras. Lo que me dicen es que les hace acordar a ese rock nacional de los 2000, de los ’90, que es probablemente la música que yo escuché cuando crecí. Y Conociendo Rusia quiere traer ese estilo que se fue perdiendo un poco. Es un proyecto de Rock  & Pop nacional-

-Me gusta que mantenés y reflotás la idea de que el rock nacional no murió-

-Tiene que ver con algo generacional. Tal vez para un chico de 15 años que no creció escuchándolo porque sus padres no le mostraron lo que había, desapareció. Yo me crié escuchando Sui Generis, Charly, PorSuiGieco, Spinetta; y para mí está. Todo está vivo dentro mío. Probablemente el negocio de la música no esté relacionado a eso, pero si algún artista crea lo suyo, pensando en qué es lo que va a vender más, está en un grave error.- 

«Los géneros no desaparecen: Se sigue escuchando jazz, continúan haciendo música clásica, se hace reggaetón que hace 10 años era lo que hoy es el trap, la salsa sigue estando. La música no se apaga. Luego, si los sellos discográficos le ponen más o menos plata, los medios difunden algunas cosas y otras no, es otro tema.»

-Tampoco está mal aggiornarse a los nuevos sonidos o a lo que se escucha ahora-

-No, no está mal, además te inspiran. Por ejemplo, para hablar de algo moderno, el trap es muy rico en muchas cosas, y tal vez en un tema o un disco utilizás algunos de sus recursos. Lo que no hay que hacer es ser infiel a tu estilo y caer en lo más fácil-

-Forman parte del Lollapalooza 2019. Teniendo en cuenta que hace un año que se dio a conocer Conociendo Rusia ¿Cómo hicieron para llegar a uno de los eventos más esperados? –

-No fuimos a buscar a nadie. Llegaron a nosotros. Fue una propuesta de los productores del evento quienes querían que participemos. Nuestro disco había salido hacía 3 meses, habíamos tocado 2 veces y nos llamaron. Y creo que sucedió por lo que hablábamos anteriormente, de que el proyecto sorpresivamente tuvo una linda repercusión-

-¿Conocés Rusia?-

-Más o menos. Conozco una Rusia personal no la Rusia geográfica que aparece en los mapas. Estoy tentado, me gustaría poder ir-

-¿Por qué no? Podrías ir a tocar-

-¡Más vale! Con Natalia Oreiro-

-Gracias Mateo. Te espero el domingo-

-Dale, nos vemos ahí. Gracias, un besote-

Comentarios de Facebook